Diccionario del diablo

Fiador

Tonto que poseyendo bienes propios se hace responsable de los que otro confía a un tercero. Felipe de Orleans, queriendo designar para un alto cargo a uno de sus favoritos --un noble disoluto--, le preguntó qué garantía podía ofrecer. "No necesito fiador" --repuso el noble-- "puesto que puedo daros mi palabra de honor". Divertido, preguntó el Regente: "eso, ¿cuánto vale?" Repuso el noble: "Señor, vale su peso en oro".

Detalles